• on April 2, 2020

Lanzamiento del Servicio Nacional para denunciar casos de conducta sexual inapropiada que involucra a obispos de los Estados Unidos.

En mayo de 2019, el Papa Francisco entregó su carta apostólica, Vos estis lux mundi (Ustedes son la luz del mundo) para abordar el problema del abuso sexual y la responsabilidad del obispo en la Iglesia Católica mundial. Vos estis hace un llamado a los obispos metropolitanos a asumir las responsabilidades de recibir y evaluar los informes que involucran a obispos relacionados con el abuso sexual y la mala conducta relacionada con este tema. En junio de 2019, un mes después de que el Papa Francisco diera su orden, los obispos de los Estados Unidos se reunieron en su asamblea general en Baltimore y aprobaron el plan de implementación para llevar a cabo las directivas del Santo Padre aquí en los Estados Unidos.
Como parte de este compromiso en marcha para llevar a cabo Vos estis, el Servicio de Denuncias de Abusos de Obispos Católicos (CBAR) fue establecido. El servicio es operado por Convercent, Inc. una compañía independiente de terceras partes que proporciona servicios de admisión a instituciones privadas para reportes de temas delicados tales como el acoso sexual a través de una plataforma segura, confidencial y professional. Los individuos pueden ir a ReportBishopAbuse.org para hacer una denuncia. Los reportes también aceptados vía telefónica al (800) 276-1562.
Cuando se reciba un reporte, será enviado al arzobispo metropolitano local quien asumirá la responsabilidad de evaluarlo inicialmente. La Diócesis de Youngstown es una diócesis sufragánea de la Aquidiócesis de Cincinnati y nuestro Arzobispo metropolitano es Dennis M. Schnurr. En la eventualidad de que el reporte recibido concierna al Arzobispo Schnurr, entonces será enviado al Obispo George V. Murry, S.J., quien es el Obispo sufragáneo de esta provincial local.
El servicio de Denuncias de Abusos de Obispos Católicos permite a los individuos transmitir a las autoridades de la Iglesia cualquier informe del Obispo católico de los Estados Unidos que tenga:
• obligó a alguien a realizar o someterse a un acto sexual a través de la violencia, amenaza, o abuso de autoridad;
• realizó un acto sexual con un menor o una persona vulnerable;
• produjo, exhibió, poseyó o distribuyó pornografía infantil, o reclutó o indujo a un menor o a una persona vulnerable a participar en exhibiciones pornográficas;
• o, un Obispo diocesano o eparquial, o un clérigo que supervisa una diócesis/eparquía en la ausencia de un arzobispo diocesano o un arzobispo eparquial que haya interferido intencionalmente con una investigación civil o eclesiástica sobre las denuncias de abuso sexual cometido por otro clérigo o religioso.
El Servicio de Denuncias de Abusos de Obispos Católicos (CBAR) no reemplaza a los sistemas de quejas contra sacerdotes, diáconos, religiosos o laicos que ya existen. El CBAR fue designado para responder solamente a quejas en contra de obispos por casos relacionados con mala conducta sexual.
El reporte de mala conducta sexual por parte de cualquiera en el ministerio diocesano que no es un Obispo, tales como sacerdotes, diáconos, hermanos y hermanas religiosos o personas laicas trabajando o haciendo trabajo voluntario para la Iglesia, debe continuar siendo manejado de acuerdo a la Política de Protección de Menores de la Diócesis de Youngstown, contactando a Dominic Colucy al 330-718-1388 y las autoridades civiles correspondientes.
Mientras el mandato del Papa Francisco en Vos estis se hace eco de muchas prácticas que la Iglesia Católica en los Estados Unidos ya ha implementado desde 2002 con el Estatuto para la protección de niños y jóvenes, esta nueva orden aplica a los obispos y a la Iglesia Católica en todo el mundo , dejando claro la preocupación del Papa por el tema del abuso sexual en la Iglesia a nivel mundial.

Recent Post
X